Titulo

¡Oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a vos!

domingo, 24 de octubre de 2010

Homilía 30º Domingo durante el año

“Jesús continúa con su catequesis sobre la oración, su importancia y el modo de orar”, comienza diciendo el P. Javier en su homilía del día. “En este Evangelio de Lucas (18, 9-14) Jesús responde a esa pregunta que el domingo pasado dejaba planteada “Cuando venga el Hijo del hombre ¿encontrará fe sobre la tierra?”, y lo importante aquí es cómo vivimos esa fe.”
Hace una breve reseña histórica sobre el modo de orar de los fariseos: hombres piadosos, conocedores y respetuosos de la ley pero que exteriorizaban dos defectos, por un lado considerarse perfectos por el conocimiento y la práctica de la palabra, y por otro el desprecio hacia quienes no la cumplían.
Jesús toma esa realidad y presenta esta parábola en la que justifica al publicano por reconocerse pecador y pedir piedad al Señor. Cuántas veces nosotros también venimos al Templo a rezar y hacemos como el fariseo argumentando ser católico, asistir a misa, rezar el rosario, participar de la novena «no como mi vecino que se pasa chusmeando», ¿lo hacemos o no? – se preguntó.
“Cuando ponemos por delante «yo, yo, yo…», eso se llama soberbia. Y una oración hecha con soberbia nunca es escuchada. Ahí está el cómo tenemos que rezar y cuál es la verdadera fe. No es la que nace del yo soberbio. El que se aleja de Dios y del prójimo termina alabándose así mismo. En cambio el publicano, que es pecador, tuvo un toque de humildad: se sabe pecador, miserable; él lo sabía, y ante ese gesto humilde pide perdón”
“Muy pocas veces tenemos la humildad de postrarnos ante Dios, que todo lo sabe, y reconocer con humildad que no somos nada, que no merecemos nada. Abrir el corazón humilde a la Misericordia de Dios sabiendo que lo que se tiene es por su Gracia.”
Para finalizar recordó que la “verdadera humildad nace de decir Señor, yo no soy nada, todo lo espero de Vos, todo nace de Vos. Eso es la humildad”.

Junto a la ofrendas de pan y vino se acercaron al Altar un juego de manteles, donados por la familia Margheim, para ser estrenados en la Fiesta Patronal a celebrarse en el próximo mes de noviembre.

domingo, 17 de octubre de 2010

ASI SON LAS MADRES...

CUANDO LAS MAMÁS DICEN: Me voy a la cama

Mamá y Papá estaban mirando la televisión cuando Mamá dijo:
"estoy cansada, es tarde, me voy a la cama".

Fue a la cocina a preparar los bocadillos para el día siguiente.
Puso en remojo los recipientes de las palomitas, sacó la carne del congelador para la cena del día siguiente, controló si quedaban bastantes cereales, llenó el azucarero, puso las cucharitas y los cuencos del desayuno en la mesa y dejó preparada la cafetera.

Puso la ropa húmeda en la secadora, la ropa sucia en la lavadora, planchó una camisa y cosió un botón, recogió los juguetes,puso a cargar el teléfono y guardó la guía telefónica.
Regó las plantas, ató la bolsa de basura y tendió una toalla.
Bostezó, se desperezó y se fue al dormitorio.

Se paró un momento para escribir una nota a la maestra, contó el dinero para la excursión y cogió un libro que estaba debajo de la silla.
Firmó una felicitación para un amigo y escribió la dirección en el sobre, escribió una nota para el charcutero y colocó todo junto a su bolso.

Mamá a continuación se lavó la cara con las toallitas, se puso crema anti-arrugas, se lavó los dientes y las uñas.

Papá gritó "pensaba que te estabas yendo a la cama".
"Estoy yendo", dijo ella.

Puso un poco de agua en el bebedero del perro y sacó el gato al balcón, cerró la puerta con llave y apagó la luz de la entrada.
Dió una ojeada a los niños, les apagó las luces y la televisión, recogió una camiseta, tiró los calcetines a la cesta de ropa y habló con uno de ellos que estaba todavía haciendo los deberes.

En su habitación puso el despertador, preparó la ropa para el día siguiente, ordenó mínimamente el zapatero.
Añadió tres cosas a las seis de la lista de las cosas urgentes, dijo sus oraciones y visualizó el alcanzar sus propios objetivos.

En ese momento, Papá apagó la televisión y anunció "me voy a la cama".
Y lo hizo, sin otros pensamientos.

¿Nada extraordinario? ¿Te preguntás por qué las mujeres viven más tiempo?
Porque están hechas para los largos recorridos (y no se pueden morir antes, tienen demasiadas cosas que hacer).

¡FELIZ DÍA, MAMÁ..!

Homilía 29º Domingo durante el año

El P. Ricardo, en una brillante homilía a la Luz del Evangelio que refiere a la necesidad de una oración perseverante abandonados en la fe, preponderó el rol fundamental de las madres en nuestras vidas, nuestros hogares, nuestra sociedad.
Primero agradeció a Dios por todas aquellas mujeres que han “aceptado ese Don de la maternidad cooperando en la obra de Dios trayendo hijos al mundo”.
“El Señor siempre ordenas las cosas para nuestro bien, aún cuando por momentos parece que nos hace esperar, sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos el Señor ordena nuestras vidas.”
Más adelante, refiriéndose a la importancia de la oración constante, a similitud de Moisés, rescató una característica propia de las madres: “Cuando en una familia falta el padre, las cosas pueden continuar igual, se reordenan, se reubican. Las madres viudas o aquellas que les toco afrontar la maternidad solas asumen la responsabilidad y llevan adelante una familia entera, pero sin embargo cuando falta la madre es difícil reconstruir, ordenar un hogar, es difícil para el hombre poder encausar la educación, la formación de los hijos. Realmente la piedra fundamental de la familia es la maternidad.”
“La madre siempre está, la que con su sacrificio, su presencia, su solidaridad nos va educando, y lo que cada uno somos en definitiva es por haber podido recibir el amor de una madre, el consejo de una madre… y sobre todo la ORACIÓN de una madre.
Es tan importante la fe y la oración de la madre. Son ellas las que conocen a fondo el corazón de sus hijos y por eso la oración de la madre es siempre de intercesión a favor de otros. Muy pocas veces una madre pide para si misma. La madre pide siempre en primer lugar por sus hijos. Una madre intercede, pide, insiste, suplica y vuelve insistir a Dios para que haga justicia para nuestro bien.”
Para finalizar, el Padre Ricardo se hace la misma pregunta que Jesús al final de Evangelio de hoy: “Cuando Jesús venga ¿encontrará fe sobre la tierra?” respondiendo que “si hay una madre todavía en la tierra va a encontrar fe y tendremos la posibilidad de que se nos haga Justicia”.

lunes, 11 de octubre de 2010

Homilía 28º Domingo durante el año

“Jesús, en su camino a Jerusalén donde va a morir, va encontrándose con distintos personajes de los cuales Lucas tomas las relaciones y diálogos y los mezclas con las enseñanzas”, comienza diciendo en su homilía el P. Javier.
Después de una breve explicación, principalmente dirigida a los niños, respecto de las consecuencias de la lepra para los enfermos, tanto por la enfermedad misma como el trato recibido por parte de la sociedad resultando totalmente excluidos, el sacerdote aborda el tema propuesto por la Liturgia del día.
“Los leprosos, desde lejos, piden a Jesús compasión de ellos, a lo que Jesús los manda presentarse ante los sacerdotes. Y los manda a los sacerdotes porque los únicos que podían certificar que un enfermo había recuperado la salud eran ellos, y de ese modo eran admitidos nuevamente en el culto; la sociedad y la familia los volvía a aceptar. Por eso los manda a presentarse ante los sacerdotes. Y en el camino se dan cuenta que están curados. Imaginen la alegría que habrán experimentado después de quién sabe cuanto tiempo de estar enfermos, viviendo alejados de todos, en el desierto, en los cementerios, cascoteados por todo el mundo, y se fueron contentos. Pero claro, quedaron inmersos en esa alegría y se olvidaron de dar… ¡GRACIAS..!
Solamente uno se acordó, un samaritano que no creía en Dios, por lo menos en este Dios de los hebreos y se postró reconociendo en la persona de Jesús a Dios, y lo hizo por dos regalos: uno la sanación y otro más grande, la fe.
Este hombre en su desgracia descubrió a Dios y por eso también dio gracias.
Esto pasa hoy, muy poca gente da gracias. Parece que todo lo que uno recibe o ha recibido se lo merece, y en realidad todo lo que tenemos lo hemos recibido como un regalo de Dios: el mate de la mañana, el trabajo, la familia, la salud, todo es un regalo de Dios, incluso la enfermedad es un regalo de Dios, porque como los leprosos, en el dolor, la angustia, la enfermedad encontramos muchas veces a Dios y eso es una gracia. Este día, esta celebración es un regalo. Justamente, Eucaristía, que es otro nombre que recibe la Misa significa “dar gracias” y por eso estamos aquí.
Dios nos enseña hoy que debemos ser agradecidos. Nadie es tan rico que no necesite la ayuda del otro. Siempre estamos necesitando de la generosidad de los demás. Por eso, no olvidemos el maravilloso gesto de gratitud y humildad: decir gracias en todo momento y en toda circunstancia. Que esta semana pongamos en práctica el ejemplo de este hermano samaritano de ser agradecidos ante Dios y el prójimo.”

domingo, 10 de octubre de 2010

Por los hermanos chilenos...


Unimos nuestras voces a las de todo el mundo rogando a Dios, nuestro Señor, para que las tareas que se están llevando a cabo para rescatar a los mineros atrapados en Chile culminen con éxito y todos puedan volver a ver la luz del día, pero más aún, puedan ver y reconocer la Luz de Cristo que los ha mantenido vivos con las esperanzas puestas en los hombres de buena voluntad que, guiados por el espíritu Divino, están realizado las obras de salvataje.
Señor, óyenos, pero que se haga Tu voluntad, y danos a nosotros la fuerza para aceptarla siempre y en todo momento. Amén.

sábado, 9 de octubre de 2010

viernes, 8 de octubre de 2010

Encuentro de Mujeres Autoconvocadas

Recibimos este pedido de publicación por parte de las mujeres entrerrianas autoconvocadas. Muchas gracias por compartir con nosotros esta información.

Querida familia de Schoenstatt:

Les escribo especialmente en esta oportunidad en representación de las mujeres católicas que estaremos participando del encuentro de mujeres autoconvocadas a realizarse el 9,10 y 11 de Octubre en nuestro querido Paraná.

Realmente, creo que si bien no alcanzamos a dimensionar la importancia que tiene este evento, somos conscientes de la necesidad de respuesta que esto conlleva. Como mujeres vamos a estar participando concretamente de los talleres, en los que se debatirán temas como el aborto, concepto de género, tipos de familia y educación sexual, entre otros.

Estamos al tanto de la controversia que traen estos temas y el nivel de agresividad con el cual nos podemos llegar a encontrar. Pero también sabemos que Dios se manifiesta en momentos de crisis y necesita de nosotros como instrumentos para llegar a conquistar aquellos corazones.

Esperamos tener la fuerza y la voz necesaria para decir y defender los valores que nos identifican y confiamos que hay una fuerza superior a nosotras que nos elige y envía. Para ello necesitamos de la oración y comunión diaria como motor de nuestro encuentro, necesitamos unirnos como cristianos para que resuene una sola voz en el cielo.

Agradecidas por sabernos pequeñas elegidas, los invitamos a participar del modo que puedan y a unirnos especialmente en permanente oración. El ser cristiano se demuestra en tiempos de crisis a través del amor a los demás.

Aunque un salto mortal siga a otro, tenemos una certeza: UN HIJO DE MARIA NUNCA PERECERA. Unidos en nuestra Reina!

Pauli-Jefa de la Juventud Femenina de Paraná-

domingo, 3 de octubre de 2010

Homilía 27º Domingo durante el año

Hoy celebró la Santa Misa en nuestra Capilla el P. Daniel Silguero, otro sacerdote hijo de La Paz, que en su homilía resaltó la importancia del servicio como característica primordial del cristiano.
El Evangelio del 27º Domingo “recoge tres temas distintos”: el perdón, la fe y el servicio, y en este último reflexionó el sacerdote.
Remarcando el último versículo de este texto (Lc 17, 3-10), “Somos simples servidores, no hemos hecho más que cumplir con nuestro deber”, instó a los fieles a hacerlo suyo como estandarte del cristiano.
“Esta palabra, servidor, nos trae a la mente inmediatamente a la Virgen. Nosotros podríamos entonces preguntarnos en qué consiste ser servidor; cómo se hace para ser servidor del Señor de modo que podamos recibir nuestra recompensa, nuestro salario. Este salario no es material, es un salario de bienes que no pasan y que se nos dará al final de nuestra vida, siempre que hayamos sido buenos servidores. Únicamente así Jesús cumplirá lo que dice en un pasaje del Evangelio: “Vengan benditos de mi Padre”. Es decir, ser benditos de Dios es algo que nos viene dado en la medida que seamos servidores como la Virgen. Y es a Ella a quien tenemos como modelo, y ¿qué hizo la Virgen para ser servidora? Creyó lo que le había sido anunciado. Esa es la primera condición: tener atentos los oídos del alma para que la Palabra de Dios penetre en nuestro corazón y allí, como María, la podamos meditar. Es difícil, por no decir imposible, ser servidor sin conocer la Palabra. Conociendo la Palabra es que sabemos lo que Dios quiere. Sólo conociendo lo que Dios quiere vamos a poder realizarlo, cumplirlo, ponerlo en obra. Así se va formando el servidor. Voy a ser servidor «Haciendo la voluntad de mi Padre», dice Jesús, y no puedo hacer la voluntad de Dios si no conozco lo que Dios me pide. «Felices ustedes que conociendo todas estas cosas las ponen en práctica», dice en otro versículo. Así nosotros entendemos porque María fue servidora.
Por eso queremos pedirles al Señor que, a ejemplo de María, nos ayude también a nosotros a ser servidores suyos, para que nuestra vida sea un servicio a Dios en los demás y termine realizándose en nosotros aquello que Dios quería cuando nos trajo al mundo, y eso va a depender únicamente de a quién abramos el corazón: a la Palabra de Dios o a las palabras del mundo, es decir, poniéndonos al servicio del mundo, al servicio de nuestros propios gustos, al servicio del pecado. Así la obra de Dios nunca se va a realizar, es decir, mi vida fue un proyecto frustrado, no por culpa de Dios sino porque yo no me puse en el camino del servidor que escucha la Palabra y la practica. Que la Virgen Santísima nos de a nosotros y a ustedes como comunidad ese espíritu de servidor auténtico, fiel y verdadero. Que así sea.”

Al finalizar la Santa Misa, el P. Daniel realizó el envío misionero a integrantes de la Comunidad de Convivencia que realizarán próximanete una misión en el barrio como parte de la preparación espiritual para vivir nuestra Fiesta Patronal en noviembre.
A continuación las imágenes.



video

viernes, 1 de octubre de 2010

Misión y Seminario de Vida

Este domingo 3 de octubre integrantes de la Comunidad de Conivencia recibirán, en la Santa Misa de la hora 9:00, el Envío Misionero con el cual se dá inicio a una Misíon que realizarán en nuestro Barrio con motivo de celebrarse el Mes Misionero.
También en nuestra Capilla se llevará a cabo un Seminario de Vida predicado por el Padre Javier Margheim. Comienza el viernes 8 de octubre a las 20 Hs.
Quedan todos invitados a celebrar la Vida junto a Jesús y María.

Mes de las Misiones

La Iglesia Católica vive el mes de octubre dedicado mundialmente a despertar el Espíritu Misionero en los fieles, con gestos de solidaridad hacia los 200,000 misioneros que entregan sus vidas por el anuncio del Evangelio en el mundo.

Durante este mes, llamado "Mes de las Misiones" se intensifica la animación misionera, uniéndonos todos en oración, el sacrificio y el aporte económico a favor de las misiones, a fin de que el evangelio se proclame a todos los hombres.

El domingo 24 de octubre de 2010 se celebrá la Jornada Mundial de las Misiones "Domund" en todas las Iglesias locales, como fiesta de la catolicidad y de solidaridad universal. La colecta de este día es destinada al fondo universal para las misiones más necesitadas.

Juan Pablo II en el Nº 72 de la Redemptoris Missio, menciona a los "movimientos eclesiales dotados de dinamismo misionero" que, "cuando se integran con humildad en la vida de las iglesias locales y son acogidos cordialmente por los Obispos y sacerdotes en las estructuras diocesanas y parroquiales, representan un verdadero don de Dios para la nueva evangelización y para la actividad misionera propiamente dicha".

Extraído de Catholic.net

Haciendo click en el botón siguiente se accede a un documento propuesto por las Obras Misionales Pontificias a trabajar en todas las comunidades en relación a la importancia del DoMund.