Titulo

¡Oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a vos!

domingo, 28 de noviembre de 2010

Nuevo Power Point

Para un tiempo de descanso y reflexión hemos agregado tres nuevos power point que puede descargar de la columna lateral izquierda del gadget destinado.



Que este tiempo de espera reavive las esperanzas en un nuevo año bendecido por Jesús, Señor de la Historia, que viene al encuentro de su pueblo en la ternura de un niño, y como todo niño siempre genera expectativas, trae nuevas fuerzas y nos moviliza a realizar cosas que no nos habíamos siquiera propuesto.
Con más razón, entonces, la espera de la venida del Niño Jesús nos debe empujar a levantarnos y empezar de nuevo. El Adviento, propuesto por la Iglesia en este tiempo, es como esas vacaciones que siempre necesitamos y cuando nos decidimos a tomarlas nos llenan el alma del combustible necesario para afrontar un nuevo año de trabajo. Ojala que así sea...

Fotos Fiesta Patronal 2010

Distintos momentos vividos en la capilla durante toda esta semana.
Bendiciones y muchas gracias a todos...

video

Procesión de la Fiesta Patronal

En un día de intenso calor y mucho viento se vivió la Fiesta Patronal, pero no por eso se dejó de celebrar a la Madre con profundo respeto y admiración, agradeciendo por todo cuanto hemos recibido en este año, momentos buenos y no tan buenos que cada uno "medita en su corazón", como lo hacía María, pero sabiendo que todo lo dispone el Señor para nuestro crecimiento y Gloria suya.

Las imágenes nos dan idea de la gran concurrencia que se dio cita. Lamentamos el audio, interferido por el viento.

video

domingo, 21 de noviembre de 2010

P. Javier: Un año más de Ordenación

Foto de archivo

Hoy, 21 de noviembre, el querido P. Javier Margheim cumple un año más de Ordenación Sacerdotal. El saludo de toda la comunidad de la Capilla "Virgen de la Medalla Milagrosa", de la cual es el asesor pastoral, rogando a Jesús -Sacerdote, Profeta y Rey-, por intercesión de su Santísima Madre, lo colme de bendiciones y guié siempre por la senda del Buen Pastor.

Dios Espíritu Santo, en este día Te pido que vuelvas a inundar el alma de Tu sacerdote Javier como en el día de su ordenación. Que vuelva él a sentir el gozo, la felicidad, la emoción tan grande de ese día. Que nunca deje de sentir, lo que sintió ese primer día, que nunca se vaya a convertir su vida en una rutina, que cada día amanezca con el mismo celo y la misma voluntad de servirte, sirviendo a los demás. Amén

Homilía 34º Domingo durante el año

En la Solemnidad de Cristo, Rey del Universo, el P. Ricardo recordó que ya el próximo domingo comienza un nuevo año litúrgico con el Tiempo de Adviento. “Por eso la Iglesia hoy nos muestra a Jesús Rey, el que tiene la supremacía sobre todo. Pero es un Rey que no se rige por las leyes de la política o de las monarquías que conocemos. Su Trono es la Cruz. Y frente a este Trono del Dios Todopoderoso le quedan al hombre dos actitudes, y están representadas allí en los dos ladrones: el que increpa a Jesús exigiéndole que se salve así mismo y lo salve también a él desafiando el poder de Dios, el poder de Cristo; y el otro, conocido como el ladrón bueno, que dice que hay que tener temor de Dios reconociéndose pecador y si está allí es por sus culpas, sus errores, y ve en Jesús el amor extremo de este Rey que sufre inocentemente por el bien de los demás. Se entrega, sufre y muere para transmitirnos, nada más y nada menos, que la salvación, la salud y la paz.
Pidamos al Señor ser también nosotros como el ladrón bueno y demostrar esa capacidad que tiene el hombre de abrir su corazón a Dios y que Jesús pueda decirnos también a nosotros algún día “Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso”.

Novena Patronal

Como todos los años, el día 18 de noviembre comenzó a rezarse la Novena Patronal en la Capilla, todos los días a las 19:00 Hs., transitando este camino hacia la Fiesta de nuestra Madre y al Tiempo de Adviento, tiempo en el que renovamos la esperanza en Cristo, Luz del mundo, que de la mano de María viene, una vez más, a encontrase con los hombres para prometernos que nos espera un Mundo de Paz y Justicia.

Entre las celebraciones que nos preparan para honrar a nuestra Madre, la Virgen de la Medalla Milagrosa, el viernes 19 se realizó la Misa por las intensiones de las comunidades educativas de las escuelas que se encuentran en la jurisdicción de la Capilla. Lamentablemente, por las condiciones climáticas adversas, la concurrencia fue muy escasa, pero de todos modo no dejó de ser emotiva cuando el P. Javier se dirigió a los alumnos que egresan de la Escuela de Educación Técnica diciendo que, a imitación del profeta Juan, "hay que tragarse los libros de las ciencias, que aún cuando tienen un sabor amargo, es la única manera de poder ser buenos profesionales, y siendo buenos profesionales son también profetas, porque en su trabajo bien realizado aún cuando este es remunerado por ser profesionales, se da testimonio de responsabilidad, cumplimiento y servicio, valores evangélicos que habla del ser cristiano."

domingo, 7 de noviembre de 2010

Noviembre: Mes Patronal


Al comenzar a transitar el Mes de nuestra Madre, la Capilla se "viste" distinta.
La imagen centenaria de María sale de su vitrina donde se exhibe habitualmente y es ornamentada junto al Altar.
Desde allí mira a su pueblo que se reúne en torno a la Mesa de su Hijo y le entrega personalmente todas nuestras intenciones, las del corazón, incluso aquellas que no nos atrevemos a pedir en voz alta.
María escucha nuestros pedidos, y los de todos sus hijos. No dude, si lo desea, enviarnos sus pedidos e intenciones para que nosotros coloquemos una copia impresa a sus pies. Jesús lo escuchará, más si viene de María, porque Él jamás resiste el ruego de su Madre.

Homilía 32º Domingo durante el año

En el Evangelio de hoy (Lc 20, 27-38) Jesús responde a los saduceos cómo es el Cielo, del cual, incluso en nuestros días, tenemos una imagen equivocada. “Nuestra razón limitada, dijo el Padre Javier en su homilía, no nos permite comprender el estado de seres espirituales en presencia de Dios”.
“Al Cielo no hay que entenderlo con una mirada materialista. Ya nada de lo que tenemos y poseemos en esta vida nos atará cuando llegamos al Cielo. En esta vida tenemos que alimentarnos, vestirnos, casarnos y tener hijos para preservar la especie humana. Estamos sujetos al tiempo. Y en ese tiempo estamos sujetos a las necesidades del tiempo. En el Cielo esa realidad no pasa. No es una continuidad de esta vida como creían los saduceos en época de Jesús. Tampoco es como la imagen de la nubecita, la aureola y el arpa. Sería muy aburrido pasar una eternidad en una nube con nuestras alitas y el arpa sin hacer otra cosa.”
Más adelante se pregunta: “Entonces, ¿qué vamos hacer en el Cielo? Simplemente estar en presencia de Dios. Sumidos en Dios. Atrapados en la maravilla de Dios, y a medida que nos vayamos sumergiendo en Él, más querremos conocerlo, alabarlo, glorificarlo y contemplarlo. Y es en esa contemplación de Dios que veremos, o mejore dicho, estaremos en presencia de nuestros seres queridos. Percibiremos el amor que nos hemos profesado, y eso se llama Comunión de los Santos*. Todo lo demás ya no existirá. No existe el tiempo por eso no existe tampoco la posibilidad de aburrimiento.”
“Pidamos al Señor que esta Palabra de vida, de esperanza nos ayude a meternos en ese misterio de la Vida Eterna. No con miedo, tampoco con burla, sino como lo que es: una realidad en Dios. Que así sea.”

* La Comunión de los Santos es la comunicación entre todos los miembros de la Iglesia, la unidad entre todas las almas en las que mora el Espíritu Santo que es uno solo, tanto las de aquellos que estamos aquí en la tierra que formamos la Iglesia “militante” como las de los que están en el cielo que se llama la Iglesia “triunfante” y las que están en el purgatorio que es la Iglesia “purgante”.

Mes Patronal

Comenzamos a vivir el Mes de Nuestra Madre, la Virgen de la Medalla Milagrosa. Invoquémosla como Medianera de todas las Gracias para recibir de sus manos las abundantes bendiciones que pide, por nosotros, a su Amado Hijo. "¡Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a vos!"